jueves, 12 de diciembre de 2013

LA VENGANZA DE OSKARPON; LUZ AL FINAL DEL TÚNEL………

Muy buenas amigos de Snowman Carpfishing, la semana se ha pasado volando y ya estamos de vuelta y en disposición de traeros una nueva sesión Snowman, tras la estupenda y creciente aceptación por vuestra parte del capítulo de prueba de las andanzas de nuestro compañero y amigo Oskarpón, hemos decidido apostar fuerte por él, dar luz verde a la continuidad del ambicioso proyecto y renovarlo para una temporada completa, por lo que a partir de ahora y de forma indefinida seréis participes de sus sesiones a través del Blog.

Os relatamos sin más dilación su última parada a pie de orilla en la que por esta vez me convierto en un mero lector más ya que nuestro amigo se ha animado a escribir y desmenuzar él mismo su salida para compartirla con todos nosotros, he aquí pues lo acontecido……..


Hola a todos. Aunque mi fama de no pescar nunca me persigue, quiero mostraros como a veces una pequeña sesión de tan sólo unas horas puede darnos una alegría, en mi caso particular y debido a motivos familiares y laborales solo puedo pescar unas cuantas horas y casi siempre durante el transcurso del fin de semana lo cual claramente limita mis salidas y el tiempo para prepararlas concienzudamente, no obstante, lejos de desanimarme estoy deseoso de disponer de estos ratos de desconexión con los ruidos cotidiano y relajarme al aire libre. Entrando en materia el pasado fin de semana tuve uno de esos ratos y no estaba dispuesto a dejarlo pasar, el día elegido fue el domingo y solamente durante 5 horas por la mañana. Previamente había sondeado la zona y cebado el viernes, buscando zonas de actividad, puesto que al ser una mini-sesión no podía esperar que los peces entrasen a mi cebadero el mismo día, me decanté por una mezcla de semillas y de pellets de tamaños variados buscando hacer atractiva la zona con productos que rápidamente desprenden partículas y aromas.
Llego el ansiado día y nos encontramos mi amigo Paco y yo, decidimos pescar cada uno en una zona para aumentar las posibilidades de conseguir alguna captura. Yo pescaría en una zona próxima a unas eneas a unos 5 metros de profundidad y Paco a 8 metros en una zona despejada pero a cubierto del fuerte viento que soplaba. Acompañamos nuestros montajes de su malla de pva, así conseguiríamos que el cebo se pose suavemente en el fondo y generar una zona de atracción alrededor de nuestro anzuelo. Depositamos los montajes con la ayuda del barco cebador, solo nos quedaba esperar los resultados.

La niebla que a primera hora nos impedía ver la orilla de enfrente dejaba paso a un brillante sol, subiendo así la temperatura unos grados agradeciéndolo considerablemente. Pasaron un par de horas con nula actividad, pero a medida que avanzaba la mañana se pudieron ver algunos saltos y burbujeos en la zona previamente cebada. Todos sabemos lo desesperante que es ver movimiento justo encima de nuestros montajes y no tener picadas, justo cuando estábamos pensando en sacar las cañas y lanzarlas de nuevo se produjo la primera picada. Paco, que puso toda su confianza en los boilies de rs1 clavó el pez y tras 15 minutos de lucha consiguió acercarla a la sacadera, una preciosa y sana común de 7,500gr, vaya forma de comenzar la mañana dando un zarpazo al Bolo y justo antes de apretarnos una deliciosas patatas a la vinagreta para almorzar, estábamos pletóricos.



No pintaba mal el día, el reloj marcaba las 11 y ya teníamos el primer pez. Con el buche ya cargado nos dispusimos  a cavilar si cambiar los montajes de zona o jugárnosla a dejarlo todo como estaba. Finalmente la decisión fue seguir esperando, quedaba poco tiempo para marcharnos y el ir y venir del barco solo conseguiría ahuyentar a los peces de la zona. Cuando ya empezaba a perder la esperanza y creer que mi bolo era seguro, arranco una de mis cañas a toda velocidad. El pez se movía de un lado a otro, incluso cuando lo tenía a escasos metros era incapaz de verlo, asomaba el extremo del leadcore pero enseguida buscaba el fondo de nuevo. Por suerte conseguimos llevarla a la sacadera, se trataba de una preciosa carpa royal que paró la báscula en algo más de 11 kilos, la satisfacción era indescriptible cuando uno pone su esfuerzo e ilusión en alcanzar algo y ves que obtienes resultados, es imposible impedir que se te dibuje una sonrisa socarrona en la cara, una de mis bolas fetiches me había dado una gran alegría, el Kiwi presentado con su buena malla de pva y bañada en su remojo.

Mi alegría estaba más que justificada cuando Paco me dijo: "Oye, este pez se parece mucho a uno que saque el año pasado". El caso era que justo un año antes, esa misma carpa fue capturada por él mismo pesando 10,450gr. Se apreciaba un cambio en la tonalidad de sus escamas, pero era exactamente igual. Fantástica la evolución de este pez demostrando una vez más que la captura y suelta funciona y se torna en la única opción para disfrutar de los grandes ejemplares en futuras sesiones. Así pues dimos por finalizada esta mini sesión tan fructífera y gratificante y con el buen sabor de boca que deja el saber que tendremos ocasión de capturarla en el futuro con algún kilo más. Un saludo a todos.


Impresionante relato del Amigo Oskarpón que nos ha trasladado a la perfección a su jornada de pesca con la misma sensación como si la hubiéramos vivido nosotros, totalmente de acuerdo en la dificultad de pescar durante muy poco tiempo en lugares donde los peces escasean y recelan terriblemente, es un duro trabajo el que hay que hacer para obtener resultados y eso habla muy bien del compañero que a base de insistir y no darse por vencido al final ha visto recompensadas las horas de dedicación y momentos donde los peces no han dado la cara, me alegra enormemente que disfrute de esta pasión y obtenga resultados,  le doy las gracias por haber compartido su sesión con todos nosotros y lo emplazo y animo a que tan pronto como vuelva a la carga nos mantenga informados, mientras tanto y una vez más, hasta la próxima amigos de Snowman.  

5 comentarios:

  1. Excelente!! me alegro mucho Oscar pero... es una pena que a partir de hoy tengamos que esperar varios años para volver a disfrutar de una captura tuya. Espero no morir antes de volver a verte sacando un pez. jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te digo, espero que alguna vez cuando salga un pez tengas la caña en la mano en vez de la sacadera jajjajjaja

      Eliminar
    2. Como bien sabes, el buen manejo de la sacadera es un arte, una técnica que lleva muchos años perfeccionar. jejejeje

      Eliminar
  2. ¡Anda que no tenéis ato!, doy fe del buen hacer de J. Luis con la sacadera, mano firme en la ejecución y sin titubeos, se ve que el hombre practica xD xD….


    Oskarpon una al año no hace daño, esperemos que en el 2014 podamos escribirte de nuevo alguna líneas, ya sabes lo que pedir en la carta a los reyes magos xD xD

    ResponderEliminar
  3. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar